sábado, 25 de junio de 2011

Una carta de Karl Lagerfeld

Un domingo cualquiera, durante los años ochenta, Karl Lagerfeld escribe una carta a Marlene Dietrich;

Querida Marlene,

Espero que no te importe que me dirija a tí de esta manera.
Nuestra conversación de ayer por teléfono fue muy complicada. Anoche tenía averiado mi teléfono. Esto siempre pasa en París. A ti te costaba entenderme y a mi también me costaba escucharte a tí.
Quería expresarte de nuevo hasta qué punto tus discos me han encantado siempre. Hay tantas canciones que no conozco, y tu manera de interpretarlas es auténtica música. No puedo escuchar a nadie más cantarlas después que lo hayas hecho tú.
"Nach meene Beene is janz Berlin verrückt" es mi canción favorita. Todas las canciones repican nostalgia por ese espíritu ya desaparecido de nuestro país. La Alemania que cantas no tiene nada que ver con la Alemania de hoy en día. Lamento mucho no haber conocido la otra Alemania que sin embargo me es muy familiar y añoro en cierto sentido.
Entiendo perfectamente que ya no desees cantar en Alemania aunque los hechos de diez años atrás no sean los de hoy.
Mi madre, que conoció muy bien el Berlín al que tú cantas, también se conmovió y se emocionó mucho escuchándote. Si pudiera hacer algo por tí, no dudes en llamarme. Me haré cargo de tu vestuario.

Karl Lagerfeld.




7 comentarios:

deWitt dijo...

Qué interesante todo, por Dior, ups, por Lagerfeld!´

Y la pregunta es: ¿se hizo cargo de su vestuario?

Un abrazo!

Serch Dietrich dijo...

No lo creo, ya que si la carta está fechada correctamente en el libro de donde la saqué, durante los años 80 Marlene ya vivía recluída en su apartamento de París. Desconozco también si la carta fue respondida, aunque supongo que si.

En esta carta parece que Lagerfeld se refiera a algún concierto al que haya asistido con su madre, pero durante los años 80 esto no pudo ser porque Marlene ya estaba retirada. Así que no descarto que la carta haya sido escrita mucho antes, cuando la diva estaba aún en activo.

Seguiré investigando!!

Un abrazo y buen finde!

Manderly dijo...

No conocía la canción, pero me gusta!
´Desconozco si Marlene tenía un diseñador partucular. Me refiero al tipo así como relacionamos a Audrey Hepburn con Givenci.
Un saludo.

Serch Dietrich dijo...

Marlene adoraba a muchos diseñadores, pero sobre todos ellos a Dior y a Balenciaga, y por supuesto, a Travis Banton durante sus años dorados en la Paramount.

Estoy preparando una super entrada dedicada a Marlene y la moda, con vestidos, diseñadores, modas, accesorios, maquillaje, etc, durante toda su carrera. Próximamente!!

Abrazos!!

William De Baskerville dijo...

Buenos dias, S."D".

Que curioso, no conocia esta anécdota. Tampoco conozco mucho a K.L. , aunque vi un docu sobre el que me pareció interesante tambien.

Seria genial saber la contestación de Dietrich.

Aunque hay una frase de Ella que decia: "Me visto para la imagen. No para mí misma, ni para el público o para los hombres, ni por la moda".

La foto que has puesto es genial, entre luz y oscuridad, como abrazada por un Kong albino.

Abrazo!.

La canción no la habia escuchado tampoco.

White Gold dijo...

Dietrich, Lagerfeld y Chanel, glamour asegurado...

Serch Dietrich dijo...

William, precisamente la semana pasada ví un documental de Lagerfeld, no sé si será el mismo que tú dices, y por eso me animé a escribir estas dos entradas.

Confieso que yo tampoco había escuchado la canción nunca :P

Gracias por la frase, la había olvidado! La usaré para la entrada que estoy preparando sobre la moda y la Dietrich.

Abrazos!